Ser un papá soltero

Cada día son más los padres que tienen que afrontar solos la crianza de sus hijos. Al igual que las madres solteras, ellos tienen que asumir el rol de proveedores y encargarse de la casa.

Edgar Escobar ha sido padre soltero en dos oportunidades. A sus 22 años se casó con Antonia, una jovencita de 17, y tuvieron tres hijos varones: Édgar, Mauricio y Alejandro. Vivieron en Cúcuta, luego se fueron a Bucaramanga y pasado un tiempo se radicaron en Bogotá. Pero luego de 13 años de relación, su esposa le dijo que quería dedicarse a estudiar y que se iría a vivir de nuevo con su familia. Entre los dos acordaron que fuera él quien se quedara a cargo de los niños, que para ese entonces tenían 8, 10 y 12 años. Édgar reconoce que al principio fue duro, sobre todo para los niños, que dormían con él en su habitación porque se sentían solos en cuartos separados. Él se encargó de alistarlos todos los días para el colegio, de ayudarles con las tareas y entre los cuatro aprendieron, a punta de experiencia, a hacer las labores domésticas.

 De vez en cuando los niños veían a su madre, pero ella formó un nuevo hogar, lo que terminó por fortalecer el vínculo entre los hijos y su padre. Con el tiempo ellos se graduaron del colegio, luego se hicieron profesionales y se independizaron. Con sus hijos hechos y derechos, Édgar, con más de 50 años, decidió rehacer su vida sentimental. Entonces conoció a María Constanza Ruiz, de 30, con quien se casó, tuvieron a Martín y vivieron juntos por 12 años. Hace cuatro meses María Constanza falleció producto de un cáncer de seno, y una vez más Édgar tuvo que afrontar la paternidad a solas, esta vez con el dolor por la muerte de su esposa.

Experiencias como estas se viven a diario en la actualidad. Ya sea por divorcio, abandono o por viudez, el número de papás solteros con la custodia de sus hijos es cada vez mayor. Este fenómeno está ocurriendo en varios países del mundo, como en Estados Unidos, donde se calcula que hay dos millones de hogares de padres solteros, o en Inglaterra, donde los casos son más de 200.000. En Colombia, a pesar de que no hay cifras oficiales sobre el tema, los sicólogos expertos en familia sí han notado en sus consultorios mayor número de casos como el de Édgar. La sicóloga María Elena López explica que gran parte del aumento de padres solteros se debe a las altas tasas de divorcio. Según ella, muchos de estos ocurren en los primeros cinco años de matrimonio en parejas con niños menores, y de acuerdo con la sicóloga, del total de matrimonios, el 50 por ciento de estos terminan en separación.

Además, López señala que otra razón para este aumento es que hoy día existe un interés de los padres por hacerse cargo del proceso de crianza de sus hijos. Así como en el siglo pasado la idea de la mujer era entrar al mercado laboral, la del hombre de este siglo parece que es asumir más tareas en el hogar. Un ejemplo de lo anterior es el de Pablo Castañeda, un joven de 24 años y padre de Andrea, de 5. Según él, la razón para estar viviendo solo con su hija es ser un buen padre: “Además de asumir los gastos del hogar, quería estar pendiente de las labores de la casa y colaborar con la crianza de Andrea”, cuenta. Pero su esposa, al ver que su marido estaba asumiendo los dos papeles, se despreocupó por el cuidado de la niña y no colaboró con recursos para el hogar. Fue entonces cuando Castañeda decidió llevarse a Andrea a vivir con él. “Socialmente ha existido la idea de que el hombre es el proveedor, y la mujer quien se queda en la casa haciendo las labores domésticas. Pero yo creo que es posible combinar las dos actividades con un poco de esfuerzo”, dice Castañeda.

La vida tanto para las madres como para los padres solteros no es nada fácil, ya que tienen que balancear sus responsabilidades laborales con el cuidado del hogar. Pablo ha tenido que sacar tiempo por las mañanas para alistar a su hija para el jardín, y por las noches llega del trabajo o de la universidad a revisarle las tareas, darle la comida y acostarla a dormir. Además, lee revistas y libros sobre crianza para no dejar escapar ningún detalle. También le tocó aprender a hacer trenzas, a hacer de profesora para jugar con ella al colegio y ayudarle a vestir sus muñecas.

Muchos padres solteros expresan que la crianza de una hija plantea otros retos por cuestiones de género, como le pasó a José Alejandro Forero, padre soltero de dos niñas. Una de las cosas que nunca se imaginó hacer fue acompañar a su hija mayor a la peluquería para depilarse y arreglarse las uñas. También le tocó aprender a

desenredar el pelo y a comprarles ropa. Y en otras ocasiones se ha visto en situaciones que pueden resultar embarazosas. La mayor de sus hijas, por ejemplo, está en plena etapa de la pubertad y por eso Forero ha tenido que prepararse para afrontar temas como la sexualidad o el periodo menstrual. “Procuro hablar mucho con ellas, sobre todo en temas de sexo para que tengan cuidado en caso de que quieran tener novio. Afortunadamente en los colegios también les dan orientación, lo cual es una gran ayuda”, dice. Aún así, reconoce que es difícil y que a veces cuando habla de temas íntimos siente más pena él que ellas, que “son más frescas”.

La sicóloga López señala que en ocasiones las mujeres expresan más sus emociones, lo que favorece la comunicación. Gloria Cajiao, sicóloga clínica y terapeuta, recomienda que para estos casos es mejor no esperar a que las cosas sucedan sino hablar con tiempo y de manera natural y dosificada. “A veces los padres por el afán de conocer todo lo que pasa con sus hijos son bastante invasivos y lo que generan es reticencia”. Lo mejor – dice ella- es aprovechar los momentos cotidianos, como por ejemplo, si están viendo una película y hay una escena de sexo, plantear el tema y hablarlo con naturalidad.

La sicóloga Silvia Lema, de la Universidad del Bosque, explica que cuando una persona asume la crianza de los hijos por sí sola, así sea hombre o mujer, es posible que experimente sentimientos de soledad e incapacidad. De allí la importancia de tener una red de apoyo, bien sea de familiares o amigos. Además, es importante que los niños tengan un referente femenino, y por eso es clave el respaldo de las abuelas o las tías. José Alejandro, por ejemplo, tiene a su lado a su hermana y a su novia, quienes les hablan a las niñas sobre el cambio hormonal por el que están pasando y les dan consejos sobre la mejor forma de afrontar esta etapa.

Quizá por este tipo de situaciones es que muchas veces los padres solteros tienen que cargar con la idea de que las madres son las únicas que saben criar. Así lo ha vivido Mark Radford, quien estuvo casado con una colombiana durante diez años, y con quien tuvo dos niños que hoy tienen 12 y 14. Según él, la mayor estigmatización proviene desde la misma ley, que siempre privilegia a la mujer para que se quede con los hijos a pesar de que haya un convenio entre las partes. “Decir que la madre es quien debe quedarse con los hijos es una idea obsoleta. Hace tiempo que la actividad en el hogar es por mitades”, opina Radford. También critica el poco respaldo por parte de instituciones en Colombia, caso contrario al que se vive en otros países donde ya hay fundaciones para padres solteros.

Lo que está claro en este tema es que el modelo tradicional de familia nuclear ya no es el único. Y aunque siempre será mejor una familia formada por una mamá y un papá, Cajiao dice que ante la ausencia de alguno de los dos, lo importante es que quien quede encargado de los hijos asuma su rol a cabalidad.

Fuente: semana.com

Anuncios

Los diez compromisos de la madre soltera

La madre soltera tiene toda la capacidad de reconstruir su vida, pero hay varios factores que se lo hacen difícil.

• Sigue pensando en “lo que pudo haber sido y no fue” y eso la retrasa en crearse una nueva vida. No puede asimilar que ya no está el hombre que dijo que la amaba. Tiene que reponerse, a la fuerza, del drama de la decepción y de los sueños rotos, y seguir funcionando.

• Está llena de ira, aunque realmente está llena de miedos.
• El padre de sus hijos no contribuye económicamente o aporta con escasez. No obstante, los gastos de los hijos son iguales o mayores con o sin el padre, y aumentan con la edad. La presión económica de proveer lo que sus hijos necesitan y la preocupación de prever su educación son abrumadoras.

• Al padre no le interesa ver a sus hijos. Aunque en algunos casos el contacto con el padre no favorece al hijo, el niño no lo entiende. La madre soltera tiene entonces la carga emocional de los hijos llorando porque “papi no viene”, creyendo que ellos tienen la culpa de que papi no esté con mami y que no se merecen que papi los quiera. Tal vez hasta tiene que manejar problemas escolares o de conducta de los niños a consecuencia de la crisis emocional.

Madre soltera, para aprender a crearte un mundo nuevo, es importante que te comprometas, no con otras personas, sino contigo misma. Así ni tú podrás interferir en tu camino hacia una vida feliz.

Los 10 compromisos de la madre soltera consigo misma:

1. Reconozco mis miedos, los enfrento y actúo a pesar de ellos, hasta vencerlos.

2. Confío en mí y en mi capacidad. Yo soy una mujer valiosa y llena de talentos, capaz de lograr lo que yo deseo.

3. Me niego a ver la escasez y la pobreza como algo permanente en mi vida.

4. No toleraré proposiciones deshonestas en mi trabajo y en ninguna situación (ni de conocidos o ex amigos en común) por temor a no alimentar a mis hijos. Tampoco toleraré maltrato de mi ex pareja o el padre de mis hijos, ni accederé a tener intimidad con él como chantaje para que pague manutención. Me respeto a mí misma.

5. Nunca veré como limosna lo que pertenece a mis hijos por derecho. Estaré dispuesta a defender ese derecho.

6. Haré planes claros para mi presente y mi futuro. No permitiré que me desvíen de ellos con voces de desaliento ni manipulaciones.

7. Estaré alerta para que mi soledad, mi desesperación, falta de dinero y ansiedades no me lleven a tomar decisiones precipitadas e incorrectas de pareja.
(La primera vez, una se casa solamente por amor. La segunda, hay que agregarle a los criterios de selección lo siguiente: responsabilidad económica, buen trato, respeto, compromiso, colaboración en el hogar y en las metas personales y mutuas, y amor maduro e incondicional).

8. No confundiré a mis hijos relacionándolos con los hombres a quienes estoy en proceso de conocer. No les permitiré a esos hombres que asuman autoridad sobre mis hijos.
(Espera a recuperarte de tu relación anterior antes de involucrarte seriamente con otra pareja. Se recomienda esperar al menos dos años para sanar, evaluar lo anterior para no repetirlo y aclarar lo que quieres para tu vida. Esto no se acostumbra y la mayoría de las mujeres atraen el próximo fracaso).

9. Controlaré y administraré mi dinero y mis finanzas. Aprenderé a hacerlo y no permitiré que nadie lo haga por mí.

10. No me desquitaré con mis hijos las iras que me causen los demás o su papá. Los disfrutaré formando un equipo con ellos.

Cada pequeño triunfo te va a fortalecer para el próximo paso. De los peores momentos, del más profundo dolor y de la decepción saldrá de ti una fuerza arrolladora y decidida a llevarte el mundo por delante. Una madre equilibrada y centrada es lo que necesitan los hijos sin padre.

Incluye a tus hijos en tu plan de vida. Tu éxito con ellos te va a demostrar la gran mujer que eres. Lucha por tus sueños y por los de ellos. Ayúdalos a crecer, educarse, escoger lo que les conviene y ser felices. A la par con esto, cuida de ti, cultiva tus talentos y vence. Constrúyete un mundo nuevo. Ese será tu orgullo, tu triunfo y tu mejor “¿venganza?”.

Fuente: Buenos padres

Los beneficios de besar

Los beneficios de besar son muchos. Aparte de sentir mariposas en el estómago, está comprobado que los besos ayudan a mejorar la salud y el estado de ánimo.

Besar es mucho más que juntar los labios, es una magnífica oportunidad para perder calorías y llenarse de ánimo. ¡Nadie imaginaría el poder de los besos!

Muchos expertos aseguran que besar tiene muchos beneficios físicos y emocionales. Aparte de hacernos sentir bien, un beso es un acto gratificante con efectos positivos sobre el organismo.

Los beneficios de besar incluyen:

    • El ejercicio de los músculos faciales
    • La activación de la circulación sanguínea
    • La estimulación de la liberación de endorfinas (las hormonas de la felicidad)
    • La lucha contra la tristeza
    • La estimulación de la liberación de adrenalina
    • Bienestar emocional
    • Menos riesgo de padecer enfermedades
    • Mayores calorías quemadas

Así que ya sabes, aprovecha a besar a esa persona especial que te hace suspirar.

Deja que las mariposas revoloteen en tu estómago. Aprovechar los beneficios de besar, ¡no te arrepentirás!

Por: Alejandra Rodas | Fuente: Redacción starMedia

El orgullo de los nuevos singles

Jóvenes, libres y sin complejos, reivindican su independencia y su soltería como forma de vida, sin renunciar al amor.

Si tecleas en Internet la palabra solteros se produce la paradoja de que lo primero que aparecen son un montón de sitios web para encontrar pareja. Permanecer impar pasados los treinta no es tarea fácil… Aunque se ha pasado del despectivos términos solterón o solterona, al más cool y cosmopolita single, sigue existiendo cierta presión social para que los que eligen vivir solos abandonen su estado civil.

Y si no que se lo pregunten a los famosos de nuestro país Joaquín Cortés, Álvaro Muñoz Escassi, Elsa Pataky, Javier Hidalgo, Paula Vázquez, Luis Medina, Álvaro Fuster o Patricia Conde y a otros solteros internacionales e irreductibles como Hugh Grant, Leonardo di Caprio, George Clooney o Ricky Martin. Este último, además, ha decidido ser padre en solitario de dos niños gemelos con una madre de alquiler.

Como ellos, cada vez son más las personas que viven solas o bien porque no encuentran la pareja adecuada o porque prefieren esta forma de vida sin más complicaciones. También existe ahora el fenómeno LAT (Living Apart Together), es decir juntos pero cada uno en su casa. Eternos novios sin el desgaste del día a día ni la rutina de la convivencia.

Según el estudio de la UNED, Nupcialidad y cambio social en España, del sociólogo Juan Ignacio Martínez Pastor, la generación de los 60, es decir, los que ya han cumplido cuarenta años, han multiplicado el porcentaje de solteros en nuestro país, una tendencia que va a seguir in crescendo en el futuro. Como consecuencia de ello los hogares unipersonales han experimentado en España un crecimiento de un 340% desde los años 70 hasta ahora, pasando de ser un 7,5% a un 20,3% y ya hay tres millones de casas con un solo habitante.

Tarjeta para solteros

También en los últimos años han proliferado diversas empresas dedicadas a este segmento de la población que han visto en ellos un nicho de mercado emergente y con muchas posibilidades. El mundo del single es uno de estos negocios que desde 2002 organiza actividades para el colectivo de más de treinta años. Los miembros de este club cuentan con una tarjeta de crédito, single card, que les identifica como tales y que les facilita descuentos en viajes, hoteles, cines o gimnasios. Además, organizan fiestas y actividades sólo para sus titulares.

Aunque si en la época de bonanza económica los solteros eran los nuevos flamantes consumidores, sin cargas familiares a sus espaldas, con un sueldo entero para gastar en ellos mismos (viajes, cosmética, restaurantes y ocio), ahora la crisis les toca de lleno. Ser single en un momento en el que la economía no está muy boyante se hace cuesta arriba. Un hogar formado por una sola persona es difícil de mantener. Asumir gastos y alquiler es más llevadero entre dos y además la estructura familiar garantiza el sostenimiento de los miembros cuando uno de ellos se queda en paro.

Experiencias de solteros

Pero estar soltero no es difícil solo económicamente, también sigue existiendo cierta presión social entorno a los single. Así lo cuenta el escritor y periodista Josep Lobató en Solter@s y demonios, publicado por Ediciones B. Una divertida novela sobre la generación que está entre los treinta y los cuarenta años y que se resiste a pasar por la vicaría. Lobató describe de una forma amena a través de diversos personajes las situaciones más frecuentes a las que se enfrenta en la actualidad este colectivo, experiencias que él como soltero y sus amigos en las mismas circunstancias han vivido en carne propia.

Según Lobató los casados suelen hacer campaña para que los que se resisten entren e a formar parte de su estado civil. Esta presión social se hace más dura y sigue castigando en mayor medida a las mujeres. “Las casadas se suelen mostrar condescendientes con las solteras sin novio: ‘¿Vives sola? ¡Qué valiente!’; ‘¿Que te has ido de vacaciones sola? Qué triste, ¿no?’; ‘Me han dicho que hay cruceros para solteros, igual allí pillas algo’; ‘Siempre hay un roto para un descosido…” son, según refleja este libro, algunos de los dardos que suelen lanzarles.

El matrimonio que ha sido algo deseado por las madres pasa ahora a ser temido por sus hijas, ya que en la actualidad perjudica en mayor medida a las mujeres. La incorporación masiva al mercado laboral y la mayor dificultad para ellas de compaginar vida laboral y familiar hace que muchas se lo piensen dos veces a la hora de casarse o que si lo hacen retrasen esta decisión. El cambio que se ha producido es espectacular, tan solo el 25% de las jóvenes nacidas en la segunda mitad de los años 70 han contraído matrimonio antes de cumplir los treinta, en comparación con las nacidas en los 50, cuyo porcentaje era del 80%. Entonces tan solo un 5% de ellas preferían quedarse solteras.

Según el profesor y sociólogo de la UNED, Juan Ignacio Martínez Pastor, las que cambiaron claramente el patrón matrimonial fueron las nacidas en los años 60: “ellas marcan un antes y un después”. Así, de los nacidos a finales de los 60, el 11% de las mujeres descartó la unión matrimonial y un 15% de los varones hizo lo propio. En ambos casos se trata de “porcentajes muy altos frente al 5% tradicional”, señala este experto.

Además, a diferencia de sus madres, el atraso en el calendario matrimonial no conlleva un aumento del celibato. Por otra parte, el acceso de las mujeres al empleo no les hace interesante casarse jóvenes y en la actualidad las dificultades para obtener ingresos suficientes que sostengan a un grupo familiar independiente de la familia de origen hacen muy difícil dar el paso. A mayor inestabilidad laboral, menor probabilidad de contraer matrimonio.

Del mismo modo, muchas casadas que se han divorciado se muestran alérgicas al matrimonio pasada la experiencia, como la famosa cantante Madonna, que tras dos matrimonios afirma: “Prefiero que me atropelle un tren a casarme de nuevo”. Y a mayor nivel educativo y trayectoria profesional de la mujer, menos probabilidades existen de que se despose.

Libertad de elegir

El matrimonio, aunque relevante para la mayoría de los españoles, ha dejado de ser algo obligatorio a pasar a ser un postre opcional, entre otras razones porque “se ha roto la influencia de la religión, hay más individualismo y más libertad de elegir”. Hoy, la mayoría de los ciudadanos son “tolerantes e incluso indiferentes con las relaciones sexuales prematrimoniales y la cohabitación. Lo que antes estaba regulado por el matrimonio ya no lo está”, explica Martínez Pastor. La sociedad española tampoco sanciona negativamente a quienes tienen hijos sin estar casados; sólo una minoría condena la cohabitación y son mayoría los que creen en la igualdad legal de las parejas de hecho con los matrimonios.

Fuente: http://www.tiempodehoy.com

Comunidades de singles, crecimiento interno y plenitud para hombres solos

Uno de los grandes males a los que se enfrenta desde hace años la civilización es el individualismo, la soledad…existen demasiadas personas solas en el mundo y, si nos fijamos un poco en las razones que han llevado a la eclosión social, nos daremos cuenta que, cuando más plenos somos los seres humanos es cuando vivimos en comunidad, en compañía, cuando nuestro entramado social nos enriquece con aquello de lo que carecemos o cuando podemos compartir aquello que nos hace tambalear.

 Solteros, hombres solteros, que no sólo se consolidan como públicos objetivos de multitud de marcas asociadas a los nuevos hábitos de consumo, sino que ponen de manifiesto como una opción impuesta o voluntaria y que encuentran en la asociación de un grupo de pares unidos por la misma situación, la eficiencia logrando dar un paso más en el proceso de crecimiento y desarrollo.

 En España más de 3, 5 millones de razones viven solas, esto deriva automáticamente en la necesidad de éste colectivo de compartir, de establecer su propia red social, si… hoy los singles, los neosolteros encuentran en la red el equilibrio emocional que la soledad impone.

 Personas que no por elegir libremente una opción de soledad como forma de vida, están exentas del arduo trabajo interno que supone la renuncia… la soltería se transforma en una forma de vida derivando en que estas personas necesiten asociarse para sentirse en plenitud.

Una opción en auge que aporta además, cifras de análisis imprescindible para los amantes del marketing emocional.

 Personas de clase media, en un rango de edad entre 30 y 55 años, que acogen a varios estados civiles y que buscan en su comunidad, que en España supera el 40% de la población, la satisfacción de sus necesidades de ocio y consumo a través de la red.

 De nuevo nos encontramos ante una de las grandes fortalezas del nuevo ciclo donde la autoayuda, la superación personal, el crecimiento y, en general, cualquier término asociado al bienestar, se pone en conjunción con el devenir de la sociedad virtual dotándonos de herramientas y plataformas que nos ayudan en nuestro proceso de crecimiento interno.

En la comunidad impar, como es denominada aquí en nuestro país una iniciativa importada de Estados Unidos, viajes, actividades, ocio, para todos los gustos, perfiles y edades se suceden, llegando incluso a aprovechar los preceptos más beneficiosos del coaching con actividades al aire libre tendentes a la superación, entre un número ilimitado de eventos y propuestas.

Además de las comunidades, comienzan a proliferar las redes sociales ad-hoc, donde compartir el núcleo central de la soledad une al colectivo de singles facilitando el proceso de identificación de una nueva pareja.

 Y es que no nos podemos olvidar que nos lo mismo ser single por elección que por obligación, supone un gran reto de superación personal y de seducción a la vida asumir la soledad para un separado o un viudo y es ahí donde radica el secreto del éxito de éste tipo de asociaciones.

 De sobra conocido es el efecto sanador que las asociaciones en las que se comparten emociones tienen sobre las personas, forma óptima de escapar de las frustraciones y los dolores y de transitar a través de la búsqueda del equilibrio, por una situación que analizada desde la premisa de las oportunidades subyacentes en cada crisis, puede llegar a ser próspera y gratificante.

Para los que ser singles se está transformando en una forma de vida o lo han hecho ya, existe un aspecto del crecimiento interno muy relacionado con la exaltación del liderazgo, esencial para la plenitud de la naturaleza masculina y que se logra a través del tránsito por la aceptación y exaltación de las fortalezas de la soledad, como parte inherente desarrollo que necesitamos.

Las Comunidades de singles para hombres con actividades al aire libre se consolidan como fuentes inagotables de nuevas experiencias, lo que sin duda dota de dinamismo y frescura, a una opción de vida tradicionalmente condenada al ostracismo.

Carolina Velasco

http://es.globedia.com

En España hay 8 millones de solteros.

Sólo en España existen alrededor de 8 millones de solteros entre los 18 y 69 años.  Existe un sinfín de métodos para conocer la que pudiera ser nuestra pareja. Las clásicas formas son a través de la familia, amistades o también en el trabajo, en bares y discotecas. Sin embargo, Internet se está imponiendo a la hora de buscar pareja.

Gracias a internet, las citas online se han convertido en una de las fuentes más importantes para buscar pareja. De acuerdo a un representativo estudio, la mayoría de los solteros necesitan entre 6 meses y 2 años para encontrar una pareja. Esto se debe a que muchos prefieren o se sienten “mejor solos que mal acompañados”. Por lo tanto, la búsqueda de una relación estable se presenta para los solteros como una empresa difícil.

Las citas online están a la orden del día

Cada soltero tiene distintos criterios que lo hacen decidirse por una persona determinada. Los más comunes son: inteligencia, fidelidad, honestidad, bienestar y el aspecto personal. Y por supuesto, lo que más marca la diferencia es lo que usted pueda ver en su posible pareja que lo hace diferente a los demás.

Las citas online ofrecen una forma muy concreta para buscar y encontrar a su pareja. Internet  a su vez  muestra una gran y variada selección de portales en los que se pueden comunicar personas con la misma forma de pensar.

Fuente: www.edarling.es