Pisos para “singles”: las constructoras se adaptan al fenómeno Single

Un salón con cocina incorporada, un dormitorio con un gran armario y un baño. Suficiente para una sola persona. Esa es la filosofía de algunos constructores que han optado por ofertar un tipo de vivienda distinta a la que habitualmente se encuentra en el centro de la ciudad; pisos destinados a los denominados singles, mujeres o hombre solteros, divorciados o viudos o, como mucho, a una pareja joven.
“Yo llevo muchos años en la construcción y pese a que ya estábamos en plena crisis, optamos en 2011 por construir este tipo de viviendas distintas a las que se levantaban en tiempos de bonanza”, ha indicado a este respecto Carlos Poveda, promotor inmobiliario que ha construido un bloque en el barrio de la Florida con 7 viviendas de un dormitorio, la menor de las cuales mide 42 metros. “Creemos que éste es un mercado que sí puede tener salida porque hay mucha gente joven con ganas o necesidad de independizarse y que puede comprar un piso por menos de 300 euros al mes”.
Los pisos que oferta Carlos Poveda, por ejemplo, cuestan 89.800 euros, “un precio razonable en estos tiempos para una persona que tenga un trabajo aunque sea mileurista teniendo en cuenta que tienen muy buenas calidades y todo es de diseño”, señalaba el promotor que ha vendido cuatro de sus siete pisos. La ventaja que encuentran los promotores y constructores que se atreven en la actualidad a construir, es que “como hay crisis, tanto el suelo como los materiales y la mano de obra salen más baratos, con lo que se pueden ajustar los precios de venta”. ¿Y los bancos? ¿Dan préstamos a los promotores? Carlos Poveda responde que con dificultades. “Tuvimos que hablar con nueve bancos y al final uno nos lo concedió. Así están las cosas”.

Fuente: http://www.diarioinformacion.com

Anuncios