Infieles…

Mientras que en los años 80, la brecha entre el porcentaje de hombres y mujeres infieles era enorme (los hombres eran más infieles), este estudio asegura que la brecha hoy casi no existe. En los últimos cinco a siete años, el comportamiento sexual de las mujeres ha cambiado y ahora engañan más.
En cuanto al estudio, se preguntó a 506 hombres y 416 mujeres monógamas sobre la calidad de sus relaciones, su desempeño sexual y si habían traicionado a su pareja: el 23 por ciento de hombres y el 19 por ciento de mujeres tuvieron sexo con un “tercero en discordia”.
 
Los dos factores principales influyeron en este cambio son el “empowerment” social de las mujeres y su presencia real en todos los ámbitos de la sociedad, educación y trabajo, así como el Internet y la facilidad de acceso a la información y al sexo.
 
Dato curioso:
 
 
Las mujeres que juegan videojuegos son más felices con sus relaciones que las que no. 64% de las jugadoras que están casadas o viven en pareja no solo son más felices pero tienen mejor vida sexual que las que no juegan.Curioso!